“Importas porque eres tú, hasta el último momento de tu vida”

HOSPITALIZACIÓN

Para hospitalizar al paciente en Hospice, se deberá realizar un evaluación por el médico paliativista, dependiendo del diagnóstico así se ofrecerá el paquete integrado diario de hospitalización sobre los principios de máxima responsabilidad en el control del paciente. 

El equipo multidisciplinar trabaja para controlar y aliviar los diferentes síntomas que presenta el paciente en la etapa avanzada de la enfermedad.

  • Control del dolor

  • Tratamiento de la dificultad respiratoria

  • Debilidad, pérdida de apetito

  • Náuseas, vómitos, estreñimiento, hipo

  • Síntomas psicológicos: ansiedad, desánimo

  • Síntomas neurológicos: temblor, confusión

El servicio incluye:

• Valoración diaria por el equipo multidisciplinar (médicos paliativistas, enfermeras, psicólogo, trabajadora social y guía espiritual)
• Habitaciones individuales con terraza a los jardines exteriores y alimentación para el paciente.
• Acompañamiento a familiares e intervención en crisis. 
• Educación y entrenamiento permanente al cuidador responsable.
• Seguimiento telefónico por equipo multidisciplinar.
• Acompañamiento en duelo hasta 3 meses posterior al fallecimiento.